COLUMNAS
CRITERIO
“Manflu”

La gripe en el varón, o “manflu” como se le dice en inglés, suele manifestarse con molestias más escandalosas que en la mujer a grado tal que ya se hace una distinción de la gripe o influenza según el sexo de la persona afectada, lo que explica que cuando se trata de varones se le conozca cada vez más como “manflu”. Se había considerado que esa manera más aparatosa de afectar al varón no tenía una explicación científica sino que lo que ocurre es que los hombres manifiestan la enfermedad de una manera exagerada en tanto que la mujer se aguanta más y hace menos escándalo. De hecho, el Diccionario de Oxford define “manflu” como “un resfrío o afección similar que es sufrida por un varón que exagera la intensidad de las molestias”. Algunos videos de origen extranjero disponibles en Internet y titulados como “manflu” presentan escenas actuadas en las que un hombre adulto agripado pone cara de “chipilón” quejándose exageradamente de sus molestias para llamar más la atención de su esposa a fin de que ella lo apapache y lo consienta más como si fuera un menor. Bueno, el asunto es que en el ejemplar de Navidad de 2017 de una publicación médica periódica de alto prestigio científico, el British Medical Journal, un médico canadiense publicó un artículo sobre el tema en el que la famosa expresión “manflu” sí tendría un respaldo científico y no tiene por qué tratarse de una simulación exagerada por el varón. El autor del artículo -el doctor Kylefue, médico familiar y profesor de la Universidad de Newfoundland en Canadá- tras hacer una investigación del tema señala una muy razonable sospecha de que los varones tienen un sistema inmunológico o de defensas contra los virus que producen la gripe menos eficaz que el de las mujeres y retoma algunas evidencias como, por ejemplo, que la mujer tiene una respuesta mejor que el hombre frente a la vacuna contra la influenza pues ella produce más anticuerpos o defensas contra los virus que van en la vacuna que la cantidad de defensas que produce en el varón. Así mismo, el autor trae a escena estudios de Hong Kong y de los Estados Unidos en los que se encontró que la influenza en el varón representa mayor riesgo de ser hospitalizado y de morir que el riesgo que corre una mujer. El doctor Sue explica que las hormonas sexuales pueden jugar un papel en este escenario ya que especialmente los estrógenos parecen conferir a las damas una mejor protección contra esos virus y, por otro lado, la testosterona en el hombre puede reducir la respuesta defensiva contra los virus de la influenza. Algunos de estos factores podrían orillar al varón a sentirse realmente más mal con la gripe y no precisamente que estuviera exagerando sus molestias; a su vez esto podría explicar por qué el hombre soporta menos estas enfermedades y tiende a guardar más tiempo de reposo en cama y evitar actividades físicas que lo hagan sentirse peor. Pues el revuelo mediático no se ha hecho esperar y a partir de la segunda quincena de diciembre pasado los críticos a favor o en contra de estas revelaciones han llovido sus comentarios sobre los medios impresos y electrónicos. No nos caería nada mal que las leyes laborales previeran, para la gripe, un tiempo de incapacidad más largo para el varón que para las damas: ¿Cómo ve usted, por ejemplo, un periodo de incapacidad de 21 días para ellos y de tres días para ellas?

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.